THEO JANSEN

Theo Jansen
Físico, artista y escultor cinético. Países Bajos 1948.

"Las barreras entre el arte y la ingeniería existen sólo en nuestra mente".



Cómo fue la evolución de los animales de playa? "De alguna manera, se repitió la historia de la naturaleza", explicó su creador. Y agregó: "Yo no busqué músculos, pero éstos surgieron porque son muy útiles cuando se trata de sobrevivir en la playa. En principio, un músculo es algo que se contrae y se dilata según la necesidad del movimiento". Jansen describió los "músculos" en los animales de playa como "bombas que se llenan con aire comprimido, impulsado por medio de alas a través de botellas de limonada".
"Las alas, a su vez, son movidas por el viento", continuó el artista. "Las que controlan la necesidad de que los músculos se muevan son las 'células nerviosas', unos interruptores también hechos con tubos de PVC". Y concluyó que "esas 'células nerviosas' son las que permiten desarrollar un 'cerebro'". En efecto, proveer de un "cerebro" a sus criaturas es el próximo paso que el holandés se propuso.

Jansen se dedica a crear vida artificial mediante el uso de algoritmos genéticos. Estos programas poseen evolución dentro de su código. Los algoritmos genéticos se pueden modificar para solucionar variedad de problemas incluyendo diseños de circuitos, y en el caso de las creaciones de Theo Jansen, sistemas muy complejos.
Jansen se dedica a crear vida artificial mediante el uso de
algoritmos genéticos. Estos programas poseen evolución dentro de su código. Los algoritmos genéticos se pueden modificar para solucionar variedad de problemas incluyendo diseños de circuitos, y en el caso de las creaciones de Theo Jansen, sistemas muy complejos

*y este señor apareció via BMW y nos gustó. Mucho. Después lo visitamos. Esperabamos un taller 600m2 y una infrastructura de 40 personas trabajando para crear animales de playa. Y nos encontramos con una micro montaña entre dos autopistas. Arriba una casa de jardinero y uralita de 20 metros cuadrados. Y el camino para subir, un sendero de tierra y plantas. Arriba un hombre. Hola. Hola. Theo? No su ayudante. Alguien más? No. Theo y yo. Theo no está. Que pena. Adelante. Os enseño el taller. 20 metros cuadrados de tubos, plásticos, tubos y plásticos. Ahora, gusta aún más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario