ARQUITECTURA POR CAPILARIDAD · Una casa en Castellón





Surge el resultado sin intención...




























Y se observa al edificio preciso, bello, armónico.
No cansa descubrirlos.

Imposible narrar un...
"la intención del arquitecto..."
"la curva se realizó con el objetivo de..."
"las texturas se escogieron....".

El edificio es suma de tiempo, casualidad, necesidad y subsistencia.
Y desde esa lozanía se muestra observable.
Orgulloso, no precisa de más.

Se estudia el detalle.
Minuciosamente el como.
De sus pátinas y conjunciones.

Imagina su réplica.
De otros existen planos, historias, métricas.
De este, solo capilaridades.... Llamémosle capilaridad.

Está en obras, dirán algunos.
¿Seguro? Preguntarán otros.


Fotografías y texto: Clara Nubiola


No hay comentarios:

Publicar un comentario