ROTONDAS · ODA AL HORROR











(llevo dos años recopilando rotondas….instrucciones más abajo).

Rotondas.
Oda al horror.

El giro egocéntrico.
Iconografía del ser.
Lógica sobreexplotada.
Pedestal expositivo.
Distracción horrorizante.
Anfiteatro del después.
Necesidad comparativa.
Identidad prostituida.
Plaga sin fin.
Susto en expansión.
Son, las rotondas son.


¿Por qué?
¿Quien, cual, cómo fue el primer ayuntamiento que pensó que utilizar la rotonda como fiesta expositiva del disparate sería algo agradable?
¿En que momento se decidió que palomas de hierro, fuentes de neón, bodegones marítimos o esculturas de baldosas serían mejor que un olivo o un simple y llano verde con piedra?
¿Qué relación psicológica sigue al asunto?

“Mi rotonda.
Mi tesoro.
Mi momento.
Me luciré.
Me verán.
Me reconocerán.
Ya verás Paco. Va a quedar una entrada al pueblo cojonuda.
Que ni los de Marbella, vaya”.

Señores del ayuntamiento, urbanistas, constructores, artistas locales y otros inspirados una vez alguien me dijo una sabia y profundísima frase.

Menos es más. Aplíquense el cuento, por caridad.

(instrucciones)

*Mientras todo esto sigue pasando yo, revolucionaria silenciosa, manifestante invisible, indignada en el recato me dedico a fotografiarlas. Empecé hace dos años.
Es mi única manera de saciar la ira.
Mis amigos dijeron basta al “pero mira que han hecho” “pero oh” “pero pero pero”.
Entonces pensé. “Y ahora que hago?.Me automontaré un exposición”.

Y tengo muchas, muchas, muchas rotondas.
Todas catalanas eso si.
Estuve comentándolo con Carlos.
Carlos me dijo, hazlo expansivo.
Que te manden rotondas.
De toda España. De todas partes.
Y ya verás tú.

Dije…. “¿Si?”.
Y no lo tenía claro.

Pues hoy he decidido que si.
Que que mejor manera de que nos paremos a pensar en el tema.
Asi, que bienvenidas rotondas del mundo!!
Iremos recopilándolas. Durante un año.

Mandarlas a claranubi@yahoo.es con vuestro nombre y lugar de procedencia de la rotonda en cuestión e iremos viendo que hacemos con ellas además de irlas colgando esporadicamante en el blog……

Aceptamos textos y reflexiones varias además de las fotografías.

Cualquier defensor de las rotondas será bienvenido y escuchado. Creo.

Clara Nubiola

1 comentario:

  1. Pues sí...la verdad es que muchas veces me pregunto donde se esconden los arquitetos y quién será el que diseña y proyecta las vias...
    ... y eso cuando no te quedas dando vueltas y vueltas al rededor del espantoso monumento,además mal señalizado, buscando en cual dirección tienes que tirar... acabas que casi te da igual por donde ir desde que salgas del circulo mareante ...

    un abrazo rotondo

    ResponderEliminar