CHARLES RENNIE MACKINTOSH











* Aqui estoy. Sin saber muy bien que voy a contar.

De vez en cuando, en el COAC, aparecen libros grandes (si, soy impresionable) y baratos de la Taschen que yo me llevo a casa para poder pasearme y de vez en cuando pararme y decir, me gusta. Son libros de pausa. Los que se miran los amigos cuando esperan que te pongas el abrigo o el que te miras tú mientras tu ordenador se está cargando. Me gusta tenerlos. Me relaja.





Después de esta explicación voy a lo que quería ir aunque sea dando vueltas.
El libro en cuestión es 100 casas de 100 arquitectos y va haciendo una bonita trayectoria histórica por casas de arquitectos hechas por los propios arquitectos.

Y me paro siempre en el señor Mackintosh. En los detalles. En el blanco de la habitación. En las curvas. En las rectas. En la poesía.
Y lo imagino despacio, cuadrando en su cabeza las armonias. Y sinceramente, alucino.

La verdad es que -puntualización- me gustan los interiores. Concretamente los blancos.
Del exterior no puedo opinar por mi natural animadversión a la arquitectura -como lo cuento?- oscura.... es oscura la palabra? no se.. los ladrillos oscuros, las persianas, los tejados .... está muy bien para las películas de draculas, reyes ingleses con espadas o tim burton pero yo habitando allí no me veo.
A mi cal y arena clara.






1 comentario: