LE MANÈGE DE PETIT PIERRE · Arquitecturas giratorias de hojalata*

*

Imaginar por donde empezó...
Hoy, haré un avión.
La hojalata.
Cortarla.
Ensamblarla.
Pintarla.
Observarla.
Luego otro avión.
Luego un camión. Potser.
El movimiento.
Poética del día a día.
Un poco más.
Retrato del esto es lo que pasa.
Coches, vacas y bailarines.
Se mueven todos.
Y no para nadie.
Metáfora.
Bonito.

Mucho.







Esta es la historia de Petit Pierre que encuentro cuando busco...
Se perdió el autor y yo, agradezco explicación....

Pierre Avezard, llamado Petit Pierre (1909-1992), nació antes de lo previsto, « sin terminar », como lo dirá él mismo. Medio ciego, casi sordo y mudo, no aprendió jamás a leer ni a escribir. A la edad de siete años lo retiran de la escuela para confiarle el oficio de los inocentes : pastor.

En los campos, Petit Pierre observa la naturaleza, los animales, los hombres que trabajan. Observa asimismo que las máquinas invaden la vida cotidiana, que el mundo está en constante mutación. Todo lo que se mueve, sobre patas, sobre ruedas, o de cualquier otra manera, ejerce una verdadera fascinación sobre él. Solitario, pasa el tiempo analizando, desmenuzando y reproduciendo el movimiento, primero en su cabeza, luego…

Mientras el mundo gira en sus momentos más horribles, Petit Pierre pasará casi cuarenta años creando un juego giratorio, una máquina poética de belleza singular y de una tal complejidad mecánica que ni los ingenieros logran explicarla.


OTRO VIDEO: http://www.youtube.com/watch?v=qLcNeZQm4LU&feature=player_embedded#!

No hay comentarios:

Publicar un comentario