BLANCO SOBRE BLANCO · Silencios, formas y museos · Museo Reina Sofía

*






























Lo hago cada vez.
Las obras pasan a segundo plano.
La cámara empieza a enfocar blancos.
Y el ojo resigue la esquina, las líneas, las direcciones, los huecos, las simetrías.

El blanco.

Sucede en los museos.
Pero en el reina Sofía más.
Son los antiguos arcos y las guías.
Verticalidad, curva y blanco.

Y la cámara ajustando cortes y enfoques.
Aqui si. Aqui no.

Enmarcando al blanco.
El engaño de la aparente nada.
Pero una línea significa más.
Una sombra se amplifica.
Las formas son.

Y empiezo a fotografíar.
Cada vez me maldigo por llevar la cámara incorrecta.
Me digo un día volveré con la buena.
Y no.

Así que comparto silencios violando la homogeneidad del blanco con algún que otro pixel amarillo, ocre, marrón. Perdón.

Y seguro que ya sucede pero por si no o alguien dice caspitas (que genial palabra) que idea, lleven a los alumnos a los museos a bailar con los blancos, a encuadrarlos, a simetrearlos, a practicar peso y equilibrio.

Yo, sigo practicando. Punto. Humildemente claro.

Y aparecen (una hora más tarde  Marina_Morón, los verdaderos artifices de silencios y pequeñas formas.
Comparten esto conmigo. Bonitas casualidades blanco sobre blanco* )

Y por cierto en ese blanco voy y encuentro a Muntadas
























2 comentarios: