LA CABAÑA DE NOUVEL · La modesta ermitaña

*




















Lo reconozco.
Ya no me desagrada tanto.
Me desagrada.
Bastante.
Pero ya no tanto.

Sigo sin entender:
A sillas microondas
A espacio pre pensado para...
Al parque para decorar
Al hormigón que separa de Can Ricart, de la calle, de Pere IV, de la Diagonal.

Pero me gusta como esta creciendo la selva.
Jardineros vengan a mi balcón, por favor.

El caso es que el otro día crucé.
Y descubrí a la cabaña.
A las dos.

La con plantas.
Y la sin plantas.

Y me dije un míralas ellas que bonitas.

Bajé de la bicicleta y me acerqué.
Voy a hacer fotos.
Viene alguien de negro.
Me mira y lo miro.
Seguro que arquitecto.

Pasa si quieres que yo voy a hacer fotografías, digo.
No tranquila ya me espero, dice.

Hago las fotografías.
Me voy a trozos.
Se acerca él.

No es arquitecto.
Es yoguista zen.
Empiezan los movimientos silenciosos.

Dentro de la cabaña ermitaña..









No hay comentarios:

Publicar un comentario