PÁTINAS HERBALES · Arquitecturas sin programa...

*

Aquí, obsesión.
Pátinas de nuevo.
Hoy, herbales.

La reflexión y comparación inevitables.
Piensa una en los muros al alza diseñados, programados.
De Patrick Blanc. Por ejemplo. Ramita aquí, ramita allá. Un poco más a la derecha.
No saca esta. Pon aquella. Sube la otra.

¿Buscando el que?
La armonía del conjunto.
¿Se consigue? Mmmmm....

Y si. Armonía. Aunque sea palabra al desuso.

Luego aparece la pátina natural.
Tan naturalmente.

Y sin que nadie trazara, la armonía es permanente..
Arquitecturas perfectas. Arquitecturas naturales.

¿Porque?
Quizás es el tiempo.
Pero no se recuerda imperfección pasada.

Pensemos. Diremos aquí.
Por aquí, la duda se prolonga...

Al fin, como nos gustan.
Y se imaginan siempre en ellas, ciudades habitadas.
Esta vez. Un perro.
Al que encontramos por ahí.





Fotografías de Clara Nubiola

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada