THOMAS KRÖGER ARCHITECKT · Werkhaus Schütze

*











Por fin una tarde lenta.
Que llueva, que llueva, la virgen y la cueva.

Y tarde lenta es por fin rato para pasear.



























Y ojear de reojillo páginas y páginas.
Hoy me paro aquí.



Lo que fuera asemeja pátina verde gusta mucho.
El interior, la chimenea invita a bañera caliente.

Todo gusta. De lo que vemos que nunca se sabe.
Y la ventana rectangular.
También y eso que solemos desconfiar.

Y fin, que bien.



No hay comentarios:

Publicar un comentario