ARQUITECTURAS DEL REPOSO · Las cuevas de ciudad · LA LAIE, Pau Claris

 
  

 









Una menos. Con la falta que hacen.
Me gustan las cuevas de ciudad.
Los lugares donde pararme a respirar.

Ubicadas al azar, hay que descubrirlas.
A veces tienen forma de bar, otras de librería, algunas de iglesia y otras de plaza.

La única condición para ser cueva no es techo sino sosiego.

Uno entra y dice "salvado".
Y se está un ratito aunque no se quiera beber, ni se busquen libros, ni se crea en Dios, ni quiera sentarse.
Simplemente se está. Y luego, se vuelve al ruedo.

Volví de vacaciones con ganas de una.
Es, era, una de mis preferidas (cae lágrima).
Hasta hoy no pude.
Y hoy dije toca.
De buena mañana.
Llego. Y no he entrado que ya estoy gritando un no.
Largo y desgarrado.

Se la han cargado.
Perdón pero adjunto un mierda mierda mierda aunque robe romanticismo.

¿Porque lo han hecho?
"Hemos de ganar mayor público"
"Si unimos bar y librería habrá mayor circulación de gente".
Y lo que fue cueva se convirtió en barullo.
Fusionaron espacios, erradicaron la entradita modesta y los dos pisos se juntaron en sonido.
Señores cuentenme el motivo.

Es la Laie de Pau Claris.
Ahora en la librería se escuchan los cafés, se escuchan las pisadas, ha cambiado la luz, han iluminado más, se han cargado la cueva, han construido la calle.
El dentro y fuera fusionados, la puerta automática, la entrada directa, el casi en asfalto, el mira que cerca.
Es la estrategia del entras sin darte cuenta. Pues repito que mierda.
Para eso ya tenía el Fnac.

Una cueva menos.
Siempre quedarán la librería Taifa o la Central de Mallorca o ...secreto.
Y espero que recuperen el escaparate. Hoy no estaba pero quiero pensar que las obras no acabaron.

Matiz urbanistiquero: Señores urbanistas. Piensen en la idea de la cueva.


1 comentario:

  1. Un rápido vistazo por las tipologías cuevísticas es suficiente para percibir que las hay con entradas angostas, sí, pero también las hay que ofrecen el abrazo de una entrada amplia y acogedora, un refugio más accesible para quienes precisen protegerse de las inclemencias del exterior.

    ResponderEliminar