ANDY GOLDSWORTHY

Andy Goldsworthy (Cheshire, 1956) no esconde sus nervudas manos. La textura áspera, los arañazos y esa uña amoratada son signos ineludibles de que trabaja con ellas. El contacto permanente con piedras, pedazos de hielo, troncos, ramas, granizo, arena, viento, arcilla, astillas, nieve y agua ha dejado huella en su piel agrietada. Jamás lleva guantes. Con ellos no siente esa energía con la que convierte en arte la transformación de un paisaje. Sus obras, como el volcán de leños blancos que acaba derruido por la marea, son efímeras. No resisten la levedad del paso del tiempo, pero captan la belleza y la supremacía del movimiento.La peculiaridad de ese proceso creativo llevó al cineasta alemán Thomas Riedelsheimer a seguir durante un año a Goldsworthy en sus recorridos y estancias por bosques y cauces solitarios. De ahí nace Ríos y mareas, un poético documental sobre esas excepcionales esculturas que se caen o se derriten. O simplemente se dejan llevar por la corriente o terminan erosionadas por los azotes de la humedad y del viento.
Cristina Savall
El periódico 21/08/08

* busquen el documental "Rios y mareas"












No hay comentarios:

Publicar un comentario